La sal es un cancerígeno

Posted in Publicaciones

Podemos comenzar advirtiendo que el centro de la cuestión está en la refinación industrial. Analizada desde el punto de vista químico, la diferencia entre una sal marina integral y la moderna sal de mesa de uso corriente, resulta abismal.

Analizaremos el problema de la sal desde dos aspectos complementarios: el plano material y el plano energético.  Podemos comenzar advirtiendo que el centro de la cuestión está en la refinación industrial. Analizada desde el punto de vista químico, la diferencia entre una sal marina integral y la moderna sal de mesa de uso corriente, resulta abismal.  La simple evaporación del agua de mar, deja como consecuencia un residuo sólido, al cual llamamos sal.
Este residuo está compuesto por los 84 elementos estables de la tabla periódica,
. Por supuesto que el cloro y el sodio son los principales elementos cuantitativos, representando casi el 90% de su composición.  Pero la importancia cualitativa de ese 10% restante es verdaderamente extraordinaria.

Todas las formas de vida (plantas, animales, humanos), llevamos incorporado cloruro de sodio o llamado comúnmente sal, en nuestros fluidos internos (savia, líquidos intracelulares, plasma sanguíneo). Concretamente en la sal, se comenzó por pensar en términos de “suciedad”: había que lavarla y purificarla para presentarla como un producto “limpio e higiénico”.
Este concepto funcionó -y lo más triste es que aún funciona a nivel masivo- también con otros alimentos básicos y sujetos a procesamiento industrial: harina,
arroz, azúcar, aceite, etc.

sal cancer centro naturista chiriqui

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.

Suscríbete a nuestro boletín de salud

captcha 

Publicaciones Destacadas